Blogia
MANIFIESTA

Imágenes de una guerra de baja intensidad, ¿será así que debo definirla?

Imágenes de una guerra de baja intensidad, ¿será así que debo definirla?

 

Grandes Esperanzas

Catupecu Machu

 Fernando Ruiz Díaz

Puedo tocarte o solo verte
Muero de pronto, vivo siempre
Pruebo, más de dos veces
Juego con fuego.

Voy sin dormir a donde sea
Más lo pienso, más me cierra.
Lejos siempre tiene un cerca
Que sabrás de mi inocencia.
Lo prohibido es tentador
Quédate hasta que amanezca.
Llega el día y de vuelta
El camino la respuesta.

Puedo tocarte o solo verte...

Voy donde no me llevan
Más adentro de la selva.
Lejos de algunos idiotas
Que quieren domar las fieras.
Lo que quiere el domador
Queda adentro en una siesta.
Llega un tiempo en que resurge
El camino lo despierta.

Puedo gozar o ser inerte
Muero de pronto, vivo siempre
Pruebo, más de dos veces
Juego con fuego

Voy al doble con mi apuesta
Mas te quiero si te arriesgas.
Lejos te ví y me dí cuenta
Que disfruto la tormenta.
Lo que restringes en vos
Queda adentro y te envenena.
Llega el día y todos vuelven
El camino nunca duerme.
Nunca duerme!

El camino nunca duerme, el camino nunca duerme.


Ahora resulta que las bombas irakies y afganas explotan en boyacá y rivadavia. Cuánto poder de fuego tienen, cómo puede suceder que algo tan lejano también explota allende los mares.

Ayer a la noche, en esa esquina  lo vi.

La noche estaba fresca, luego de una jornada agotadora de calor. Saliendo de mi casa, mirando hacia adelante, veo un chico con su torso desnudo, casi descarnado, como un niño de biafra, va caminando como sonámbulo, me quedo atónito mirándolo, va a pasar a una pareja añosa, bien vestida, en su camino para pasarla se interpone una cosa de luz, de esas que hay en la calle, debe apurar el paso para superar a la pareja añosa, y les pasa recerca, pero no los toca, y cuando los pasa, el tipo añoso, lo mira como miraría a cualquier otro transeúnte, pero cuando cae, vuelve a mirar esa espalda desnuda, la imagen que ve, es tan fuerte, que después de un paso mas, se detiene, pero se detuvo cómo si no operara su voluntad, sino la voluntad del pibe que va pasándolo. Yo ya voy llegando a la esquina y para ver la escena, debo torcer mi cabeza, los dorsales del pibe desnudo, son mas chicos que toda su caja torácica, se juntan en su columna, se le ve cada vertebra. El pibe parece una lámina de esas que se usan para que los chicos conozcan los músculos y los huesos, con la diferencia que el pibe está vivo.

Supongo, sin saber, que es un fuma paco. No mucho más. Pero la imagen golpea, de esos golpes que a uno lo detienen por la sola fuerza de la imagen.

Esos pibes son como bombas detenidas, decía el Indio redondito de los pibes de chernobyl. Estas bombas nuevas, son bombas raras, no matan de golpe, van matando de a poco, y a los que no los mata, cómo a mi, me matan el entendimiento, ya que operan sobre la imagen que tengo que debe ser la vida.

El otro día volvía del oeste, y subo al tren en el vagón de la resaca, y cerca  mío, hay otro fuma paco, esta sentado en un saliente de metal del vagón. Y sube una señora añosa, el fuma paco la ve, la llama y le sede el asiento que no es asiento, y esa acción estalla ante mi, me habían dicho que a los fuma paco nada les importa.

Esta guerra que estalla en el oriente, es rara, se me acerca. Siento la presencia de los marines cerca, aunque no los veo, solo veo los heridos mutilados desesperados que va dejando. Y ahora parece que va a explotar nuevamente, en forma de bombas de racima desempleador.

No tengo nada que ofrecer para detener la guerra…

Solo recuerdos de lo que hacia la gente de antes ante las desgracias, abrazarse y estar lo más junto que se pueda.

Ah, otra cosa, vuelve a mí, la memoria de Tolstoi, la idea de que los ejércitos deben tener una fuerza moral que los haga indestructibles. Nuestra moral de combate, es la de que no puede haber pibes que parezcan láminas didácticas.

Yo se que en tiempos de guerra, todos pensamos diferente, y eso suena a que mejor no estar cerca de los que no piensen similar, a mi me pasa lo contrario, quiero estar cerca de los que piensen distintos, para poder ejercer la dinámica del pensamiento, ese que solo puede resolver aquello que antes se planteo como posible. Y para que eso suceda, estar cerca del que piensa distinto solo hace eso, expandir mi universo de pensamiento, y por lo tanto plantearme nuevas preguntas, y con ello, las respuestas nuevas. Esas preguntas respuestas, serán las que puedan desactivar las bombas, que estallan acá, lejos del  tigris y el  eufrates,  lejos de las montañas afganas, primero estas bombas, y después todas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres